Vergüenza nacional: Chile sigue rechazando que el agua sea para el consumo humano

El martes 7 de enero del 2020, la Sala del Senado rechazó la idea de legislar sobre el proyecto de reforma constitucional que pretende consagrar las aguas del país como un bien de uso público.La iniciativa recibió 24 votos a favor y 12 en contra no seguirá su tramitación.

Matías Asun, Director de Greenpeace en Chile enfatizó que: “Es una vergüenza nacional que en medio de una crisis hídrica el senado rechace votar que el agua sea para el consumo humano de todos los chilenos y siga priorizando por sobre nuestra población. Con esto, hoy existe mayor protección al derecho de aprovechamiento de aguas y su carácter de propiedad privada, que la obligación de priorizar sus uso de acuerdo a lo que consideramos más relevantes, acceso humano y ecosistémico. Es decir el agua que utiliza un palto o un eucalipto se encuentra protegido por la constitución y no así las personas y los ecosistemas que dependen de su acceso. Y Chile se encuentra en el puesto número 18 mundial en el ranking de riesgo de emergencia hídrica. Impedir este debate es atentar contra la vida”. 

Este proyecto  se encuentra desde el 2008 en el Congreso. Tras 11 años se realiza su votación alcanzando en el Senado  24 votos a favor contra 12 en contra para tratar el tema. No se logró los quorums constitucionales necesarios de ⅔, razón por la cual se rechazó la iniciativa. Ante esto la organización ambientalista Greenpeace explicó que “este es un ejemplo clarificador de la necesidad de contar con una nueva constitución que permita que  estos proyectos avancen. Hoy, aunque es una gran mayoría a favor, no obtuvo los dos tercios que exige la constitución actual, para seguir tramitando”.

“Después de una década se vota este proyecto rechazando la idea de siquiera discutir esto, bloqueando la discusión de un proyecto que trate esta materia por más de un año. Mientras una laguna completa como Aculeo, se seca completamente, 56 comunas terminan con decreto de escasez hídrica en Chile, 400.000 chilenos recibiendo agua por camiones aljibes y casi el 50% de los municipios del país está distribuyendo alguna ayuda en agua a través de camiones. Una vergüenza nacional lo que han hecho los miembros del Senado que rechazaron la iniciativa, amparándose en los quórum especiales para mantener las cosas como están, en crisis hídrica”, finalizó Asun. 

Notas al editor: 

Esta iniciativa, es el resultado de la tramitación de varias mociones, alguna presentadas el año 2008 y que el 2014 se fundieron,  no pudiendo avanzar en su tramitación hasta este marte 07 de enero, La laxitud de su tratamiento hace muy cuestionable que el Senado o quiera discutir en temas que parecen razonables en un contexto de escasez y de necesidad de incrementar la seguridad. En efecto, los proyectos no afectaban la asignación privativa de las aguas actualmente  sino que rezaba por consagrar que las aguas en cualquiera de sus estados son bienes nacionales de uso público, como ya se encuentra establecido en el código; establecer un límite temporal a su entrega, garantizar la priorización de usos del agua, el resguardo de los usos comunitarios ancestrales y la mantención de un caudal ecológico y su protección a través del recurso de protección.

Desde Noviembre de 2019 Greenpeace cuenta con una campaña activa para modificar la constitución vigente en Chile, orientada a permitir incluir dentro del texto fundamental que deberá ser redactado y aprobado por la ciudadanía la protección del medio ambiente. Puedes sumarte a la campaña y mantenerte informado visitando 

Facebook Comments
No hay comentarios aún

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.