Probé durante dos meses el tratamiento de Tresemmé “detox capilar”

Hace dos meses comencé con el desafío de Tresemmé para probar su nueva línea “detox capilar”, cuyos componentes principales son el té verde y jengibre y promete una desintoxicación completa, recuperando la suavidad y fuerza de tu pelo.
Comencé analizando mi tipo de pelo; poco, delgado, graso y con puntas secas (es muy manejable, y como ya no lo tiño, por fin es natural).
Antes de comenzar con el review, es pertinente mencionar que lavo mi pelo día por medio, y usaba un shampoo reconstructivo a base de aceite de Macadamia.

¿Cómo me fue con los productos?

Shampoo Detox Capilar

Características:

Fórmula a base de té verde y jengibre
Sin sal
Sin colorantes ni parabenos
Propiedades antioxidantes
A base de proteína de Trigo

En mi primer lavado con el shampoo Tresemmé Detox noté la intensidad de limpieza que promete, es un shampoo fresco y aromático que con poca cantidad lava en profundidad hasta dejar esa sensación de pelo limpio que “suena al tacto” (me encanta esa sensación). Ahora bien, el shampoo cumple a cabalidad, sin embargo deja el pelo seco y tieso desde la mitad hacias las puntas.

Acondicionador Detox Capilar

Características:

Purifica el cabello de los residuos diarios
Cuida y nutre las cutículas dañadas
Ayuda a recuperar suavidad y fuerza

La experiencia con el acondicionador es buena, como cualquier otro acondicionador la verdad, cumple su función y huele muy bien.

Crema tratamiento Detox Capilar

Características:

Rescate intensivo para el cabello
Restituye los nutrientes perdidos
Ayuda a recuperar suavidad y fuerza

La etapa finaliza con este paso, la crema de tratamiento es muy similar a otras cremas de marcas parecidas, cumple su función, deja el pelo suave y manejable, pero es un sensación de limpieza y suavidad muy parecida a la que genera el acondicionador, por ende, no hay una gran diferencia entre aplicarse un producto o el otro.

A 1 semana de uso:

Noto el cabello limpio, muy limpio, y por ende con tendencia a secarse desde la mitad a la punta durante el día, el cambio de shampoo fue radical, por lo que tuve que seguir usando mi aceite de macadamia para mantener la forma y la hidratación. También noté una tendencia del tratamiento a alisar mi pelo, cosa que no me gustó, ya que trato de mantener y dar forma a mis ondas naturales.

A 1 mes de uso:

Mi cabello ya se ha acostumbrado a los productos, a veces uso solo shampoo+acondicionador, otras veces, shampoo+crema y otras, los tres productos. He notado como mi pelo se revitaliza, brilla y tiene fuerza, sin embargo, sigo con la sensación de alisado que no me gusta y, también, pese a que lava muy en profundidad, mi pelo graso tiende a durar menos de un día para otro (complemento mis días de no lavado con un shampoo en seco de Lush).

A 2 meses de uso:

Corté mi cabello, alrededor de 10 cm., y gracias a esto he notado que los productos funcionan mucho mejor, como las puntas secas ya no están, el efecto “pelo tieso” y “alisado” han mejorado y me siento mucho más conforme con los resultados, el cabello se nota fuerte, suave y con un aroma cítrico que tanto me gusta.

Conclusiones

El tratamiento cumplío mis espectativas, pero no las superó, considero mi experiencia con Tresemmé como con cualquier otro tratamiento reconstructivo de la competencia. Sí lo recomiendo, porque es económico y cumple con sus beneficios, sin embargo para mi tipo de pelo su comportamiento fue inconstante. ¡Si tienes un pelo dañado y débil, este es un tratamiento que deberías probar!


Por: Johanna Jara @jojarana

Facebook Comments

No hay comentarios aún

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado.

 

Somos geek y Chic a la vez ¡Supéralo!


SÍGUENOS