Limé mis uñas acrílicas hasta la muerte: Cómo las estoy resucitando

Tal cual dice el título, me hice uñas acrílicas, estas estaban tan bellas hasta que se trizaron por el medio y el quiebre comenzó a dañar mi uña natural.

Fue tanto el dolor que me las corté, con un corta uñas, corte un poquito en el costado derecho y luego el izquierdo para que se desprenda sola, como que se expande el corte.


El problema es que me pasó lo mismo con 4 uñas más, esto debido a que el acrílico que me aplicaron tenía glitter, a otras le puede pasar porque la calidad del acrílico no es buena.

Posibles causas del quiebre

Muchas no conocemos las marcas de polvos acrílicos, así que desconocemos si lo que nos aplican son buenos o no, por eso ahora me aseguraré que el que me apliquen sea de la marca CND, que es el más reconocido. La calidad es un factor porque si no es bueno, no será firmemente flexible y se trizará a los días o a la semana.

Por otro lado, que un acrílico tenga destellos de glitter, puede ocasionar poca cohesión del producto en sí, como que el espacio que ocupa crea micro aires, y por esto se quiebra antes del tiempo esperado.

A otras les puede pasar que la manicurista no realiza bien su pega y no aplica primers, dehidratadores o usa polímeros diluidos.
*Ojo con eso, el polímero (el líquido con el que mezclan el polvo del acrílico) debe ser de color intenso, por lo general es un púrpura/morado.

En mi caso, el acrílico con glitter provocó trizaduras en la uña.

Mi gran error: Limar sin parar

Como me dolían las uñas naturales que estaban con el acrílico quebrado, no pude aguantar más tiempo de ir donde una profesional para que me retirara correctamente el producto, así que me las corté y limé sin parar yo misma.

Como el quiebre era en el medio, si o si mi uñas naturales que partieron en el centro, dolor, y como no tenías las herramientas ni productos para retirar el acrílico (justo había prestado todo mi kit), la lima fue mi única “ayuda” y limé, limé y limé sin darme cuenta que había limado también mi uña natural casi hasta la carne, FULL DOLOR.

Demás está decir que quedaron más delgadas que el papel, esto parecía papel seda, papel de arroz, de lo delgada que las dejé, lo peor es que me dolía a morir.
Tocar cosas me producía una punzación terrible, meter las manos al agua era doloroso, todo me dolía, además de que como estaban cortadas al medio, se enganchaban en todas partes. MAL.

Y como la ley de murphy ataca con todo, la delgadez de mis uñas provocó que la piel las rechazara, así que se despegaban solas, no me las cortaba solo porque hubiese quedado sin uñas. Y bueno, maté mis 10 uñas.

A alguna le ha pasado?Limé mis uñas hasta la muerte tratando de quitar el acrílico, aquí les dejo la nota con el proceso y tips de recuperación: https://geekandchic.cl/lime-mis-unas-acrilicas-la-muerte-las-estoy-resucitando/

Posted by GeekAndChic on viernes, 6 de octubre de 2017

Recuperando mis uñas

La misión ahora era recuperar mis uñas, lograr botar el primer corte de uña, de la mitad hacia arriba y luego dejarlas crecer hasta que desaparezca la última mitad dañada.

Claramente el primer mes no me apliqué nada en las uñas, hubo un día que intenté aplicarme el Scientifique de Mavala, que se supone es un endurecedor mágico que no me había funcionado antes pero imaginé que ahora, que era más extrema la cosa, podría ver resultados, y me ardió de una manera tan enferma, tan terrible, que no le iba a dar esa nueva oportunidad. Así que de ahí decidí no aplicar nada “reparador”, solo aceites.

Obviamente mis uñas se veían horribles, de seguro vieron stories en Instagram (síganme, @geekandchic), con mis uñas tan cortas y horribles que parecían ser víctimas de Onicofagia (el mal de comerse las uñas), tan delgadas que se enganchaban con todo así que no tenían un corte recto, sino que irregular. Los cueritos sobresalían furiosamente y así, tuve que sobrevivir hasta ahora.

Pero como les decía, el primer mes fue el peor, el segundo ya no me punzaban, y crecían más rápido, imagino que el cuerpo sabio que Dios nos dio comenzó a trabajar más de lo normal y aceleró su crecimiento.

Como ya no me ardían, decidí probar con algún tratamiento nuevo, use el Treat & Love color de Essie y nada, no me gustó. Probablemente es bueno, pero no para este caso tan enfermizamente extremo.
Luego compré el Nailgrowth Miracle de Sally Hansen y este si me ayudó increíblemente.

Lo compré en la farmacia Salco Brand (CL) pero venden esta marca en la mayoría de las tiendas, porque la caja decía que “tus uñas crecerían hasta un 30% más en 5 días, garantizado”. Y bueno, he usado casi todos los tratamientos existentes para tratar mis uñas delgadas y que se escaman sin buenos resultados, que ni intenté probar ahora que mis uñas casi no existían. Pero me sorprendió este tratamiento.

Me crecieron las uñas, y cada semana las cortaba. Llevo casi tres meses desde que “maté” mis uñas y ya están casi nuevas, siento que en dos semanas más ya habré restaurado mi uña completamente.

Después de toda esta tortura, me enteré que existe un producto mágico para las uñas que se llama IBX System, que se supone restaura las uñas ultra dañas y mejora la calidad de las débiles que realizan las manicuristas más PRO. Este sistemas vendría a ser como el Olaplex de las uñas. Se puede aplicar bajo el esmaltado, tradicional, acrílico y gel, ademas de poder ser usado bajo el acrílico.

Quiero usar esto pero hasta ahora me ha funcionado tan bien el Nailgrowth que seguiré con el, y con aceite de argan y almendras cada mañana y noche hasta botar 100% lo muerto.

Conclusiones

Toda esta tortura es mi culpa, porque yo fui quien me quité como un animal salvaje el acrílico (y sé de muchas que se han retirado así el esmalte permanente también). Siempre debemos retirarlo con una profesional, especialmente si no sabemos o no tenemos las herramientas necesarias.

Mi manicurista es un amor y sé que es buena, pero el acrílico con el que experimentamos tenía glitter, esta versión es más probable que se quiebre.

Ojo con la calidad en general de lo que les aplican, pregunten siempre qué producto usa su manicurista y googleen si es bueno o no.

Usen siempre aceites para las cutículas.

Eso.

¿A alguna le ha pasado lo mismo? ¿Cómo recuperaste tus uñas? Comenten sus experiencias, siempre es bueno compartir para ayudarnos.

Facebook Comments

No hay comentarios aún

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado.

 

Somos geek y Chic a la vez ¡Supéralo!


SÍGUENOS