La globalización ha hecho de las llamadas internacionales algo habitual

Vivimos en un mundo globalizado y eso también tiene efectos, y muchos, a la hora de comunicarnos. Nunca hasta ahora había sido tan fácil traspasar fronteras para estar en contacto. Y no nos referimos solo a las fronteras físicas. Gracias a las nuevas tecnologías, especialmente a Internet, es tan fácil como inmediato comunicarnos con cualquier persona, independientemente del lugar donde se encuentre.  Para ello ahora recurrimos a apps como Whatsapp, Facebook o Skype. Aun así, lo cierto es que las llamadas internacionales mediante el teléfono convencional siguen existiendo. La duración media de estas llamadas por persona al año es de 152 minutos. La cifra, aunque puede parecer baja, es el doble de lo que duraban estas llamadas en 2005.

Así se desprende del Índice de Conectividad Mundial elaborado por investigadores de mercado y patrocinado por la empresa DHL. Según este informe, en el año 2012 las llamadas internacionales representaban el 5 por ciento de todas las que se realizaban. Y, aunque puede parecer un dato minoritario, lo cierto es que nos permite analizar qué países se comunican más entre ellos, cuáles utilizan más la vía telefónica y en qué dirección.

Las conclusiones que podemos sacar de este “mapa de las palabras” son varias. Por un lado, se refleja que de las 10 mayores rutas de llamadas internacionales, 7 provienen de los EE.UU. Es decir, es el país donde más se realizan estas llamadas. Ello se debe a que es también el lugar donde resulta más barato llamar al extranjero. Y es que, al haber más demanda, las operadoras han sabido adaptarse a las necesidades de los usuarios y han diseñado planes para potenciar las llamadas internacionales frente a otras tecnologías como Internet o las apps móviles.  Basta con visitar la web de la operadora T-Mobile y sus tarifas para comprobar que existen planes que incluyen llamadas ilimitadas a líneas fijas en más de 70 países. Y entre ellas, se encuentran las llamadas a Colombia, otro de los países desde el que se suele emigrar hacia EE.UU.

El informe también revela que con la globalización ha habido un cambio de tendencia en cuanto a la dirección de las llamadas. Si tradicionalmente la mayoría se realizaba entre países ricos, ahora eso ha cambiado. De hecho, la mayoría de llamadas internacionales las realizan trabajadores que han emigrado a EE.UU y que quieren comunicarse con su país de origen.

Obviamente, con todas las tecnologías que tenemos a nuestro alcance, es comprensible que el teléfono no sea el método más utilizado para comunicarse con el extranjero. Aun así, las llamadas internacionales siguen siendo una opción para muchos, sobre todo para quienes viven en EE.UU y quieren comunicarse con sus países de origen con calidad y a precios razonables. ¿Sabías que la distancia promedio que recorre una llamada internacional para poner en contacto a los interlocutores supera los 4.000 kilómetros? No podemos olvidar que  el teléfono convencional sigue siendo tan mágico como el primer día.

Facebook Comments

No hay comentarios aún

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado.