Amigos con Beneficios ¿Hollywood para adultos?

En Hollywood hace años que no se filma una teta, literalmente hablando. Es verdad. La industria gringa es bastante conservadora, y dentro de su catálogo cuesta encontrar cine para adultos, y no hablo de películas cachondas estilo Bajos Instintos,  me refiero a películas que toquen temas de grandes para grandes. Doy aquel ejemplo porque es imposible no darse cuenta de la infantilización de la cartelera año tras año. Con estos antecedentes, y para mi sorpresa, desde al año pasado me enteré de una oleada de películas en las que parejas jóvenes se dedicaban a tener sexo solo porque si, cada una con sus variaciones argumentales, pero todas con famosos actores y salidas desde los grandes estudios. La primera fue Love and Other Drugs, con Anne Hathaway y Jake Gyllenhaal, una dramedia romanticona en donde la futura Catwoman muestra bastante, algo que una actriz Clase A no hacía en una cinta mainstream quizás desde Halle Berry en Swordfish. Luego vino No Strings Attached, con Natalie Portman y Ashton Kutcher, sobre dos amigos que deciden solo tener sexo sin enamorarse. Esta era la  más convencional y fue solo una comedia romántica más. La última en estrenarse es la que siempre tuvo el mejor tráiler, o sea la que más prometía. Friends with Benefits, traducida para nuestro país como Amigos con Beneficios, (gran error, pues si quieren acercarnos al cine debió llamarse “Amigos con Raspe” o simplemente “Con ventaja” Estamos en Chile) tiene prácticamente la misma premisa de la anterior. Dos jóvenes guapos y profesionales, interpretados por Mila Kunis y Justin Timberlake, vienen saliendo de una mala relación, por lo que ninguno quiere nada de sentimientos y mamonerías de pareja, así crean un pacto de solo tener sexo casual sin ataduras de por medio.


Teniendo todo aquel contexto de predecesoras y expectativas, la película me decepcionó un poco.  Esperaba mayor desparpajo al momento de mostrar cómo se relacionan las personas hoy, quería una película más puntuda y osada salida de Hollywood, pero solo me quedé con una entretenida comedia romántica, con buenas actuaciones y ciertas licencias audiovisuales, que tal vez la diferencien de las ahora clichés comedias románticas de Katherine Heighl, a la que hacen alusión en el comienzo. Tal vez fueron las expectativas pero no me sorprendió nunca, mejor buscar la adultez en otros lados, Hollywood es para la familia.

Si les gustan las  clásicas comedias románticas está seguro les gustará, si no aléjense.

[vsw id=»iJS-wWqVAyk» source=»youtube» width=»620″ height=»465″ autoplay=»no»]
Facebook Comments
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.