¿Invierno?, No Gracias…

Llegó el invierno, los días son más cortos, el aire esta horrible, apenas llueve, nuestra actividad tiende a disminuir y esto puede desencadenar subidas de peso, lo que es una desgracia, y para variar,  nuestra piel y nuestro cabello sufren aún más que nosotras. Pues bien, te dejamos con algunos tips para sobrellevar con dignidad esta espantosa época del año:

Realizar actividad física regularmente

Cuesta millones, pero trata de organizar tu día donde al menos realices actividad física 3 veces por semana. Las actividades más recomendadas son por ejemplo, Yoga Bikram, que se realiza en una habitación a 40° de temperatura, una maravilla para las friolentas. Natación, una delicia para los días fríos ya que el agua calentita es absolutamente reparadora. En las piscinas siempre hay nado libre y actividades acuáticas guiadas como hidrogimnasia, aquabike etc. Y claro en último lugar, se puede recurrir al gimnasio clásico, la recomendación es tomar clases dirigidas. Si no te manejas con las maquinas, mejor no aventurarse, además  pueden aburrirte y si no trabajas bien, puedes estar entrenando con las cargas equivocadas lo que te podría traer consecuencias como el sobre entrenamiento, lesiones, o en el peor de los casos tu cuerpo puede perder sus proporciones  por un entrenamiento mal planificado. No soy muy partidaria de contratar un «personalizado en el gimnasio» ya que de personalizados los programas tienen poco. La mayoría de las veces, las rutinas son iguales para todos. Si las lucas no te acompañan,  revisa las actividades gratuitas en tu centro de estudios y chequea las actividades de tu comuna.

Como dice Elle Woods,» …Exercise gives you endorphins. Endorphins make you happy». Es la mejor forma de doblarle la mano al invierno y no entrar en estado de hibernación. Acuérdate que en la primavera no hay abrigo que tape los rollines. Y ahí entramos en colapso y malas dietas  ¿por qué crees que la tasa de suicidio aumenta en primavera?…entonces para no incurrir en malas prácticas y «quejumbres» que de nada sirven,  mejor mantenerse saludable todo el año.

Hidratarse regularmente

No porque haga frio te debes olvidar de beber agua. Mínimo 2 litros de agua para tener un buen funcionamiento corporal. Si eres friolenta como yo, el tecito y las infusiones son excelentes aliados, ojo si con sobrepasarse con el azúcar. No es la idea agregar calorías extra. Los jugos de fruta de la estación son una buenísima opción para la hidratación. Un cuerpo bien hidratado, asegura el buen funcionamiento de órganos como el riñón y de pasada mantiene la buena calidad de la piel y el pelo.

Cuidar la piel

Realizar el cuidado básico de la piel del rostro (limpiar, tonificar e hidratar) es fundamental para mantener la piel en buen estado. El viento y el frio son altamente abrasivos para la piel. Además, dados los altos niveles de contaminación del aire, no puedes ir a dormir con la cara sucia, tu piel hará síntesis con toda la suciedad que esta sobre ella aumentando señales de envejecimiento prematuro. Busca hidratantes acordes a tu tipo de piel y no olvides el bloqueador solar TODOS los días del año, aunque este nublado. El bloqueador también actúa como barrera de protección. Busca los que contengan antioxidantes. No olvides hidratar diariamente tu cuerpo después de la ducha para evitar que tu piel se descame por acción del frio y la falta de agentes hidratantes.

Hidrata tus labios

En el mercado hay muchísimos tipos de bálsamos labiales. Busca aquellos con factor solar y agentes emolientes naturales. La piel de los labios es la más frágil de todo el cuerpo junto con el contorno de ojos. Por esto es muy importante protegerlos. Aplica el bálsamo labial las veces que sea necesario y especialmente antes de enfrentarse a los cambios de temperatura.

Cuida tu Cabello

En invierno, factores como la contaminación, el frio y el viento, causan estragos en las cutículas y el cuero cabelludo, generando puntas partidas, caspa, sequedad y frizz.  Lo más importante es nutrir el cabello. Aplica máscaras reparadoras 1 vez por semana, realiza una limpieza profunda para retirar restos de productos (puedes realizarla con shampoos específicos para limpieza profunda, limón o vinagre) y cuida tu cabello diariamente con cremas de peinar que mantiene la hidratación y el cabello en control. En la noche, aplica cremas nocturnas para una reparación profunda. De esta forma, tu cabello estará mejor preparado para enfrentar el frio. No olvides cepillarlo para oxigenarlo y movilizar las grasas naturales del cabello.

Cuida la piel de tus manos

Las manos sufren con el frio, cuídalas e hidrátalas todas las veces que sean necesario, despúes de mojarlas y antes de acostarse. Utiliza guantes, en el mercado, existen gran variedad de guantes para cada necesidad, con dedos, sin dedos, mitones etc.

Con estas simples recomendaciones, puedes sobrellevar de mejor forma el tan desagradable invierno y recuerda que cada vez falta menos, en 113 días más tendremos la ansiada primavera.

Facebook Comments
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.