Teñir el cabello según nuestro tono de piel: una sabia elección

¿Alguna vez te has preguntado por qué hay ciertas tonalidades que se ven mejor en otras personas diferentes a ti?  Esto se debe a que existen tonos que lucen mejor en ciertos genotipos basados en la teoría estacional con el fin de potenciar nuestra belleza individual; ya seas invierno, otoño, primavera o verano existen gamas diseñadas especialmente para lograr iluminar y resaltar lo mejor de ti, lo único que necesitas saber es algo tan básico como tu color de ojos, piel y cabello (color natural, sin contar las canas) ¡así de simple!

En mi caso personal, nunca había tomado en cuenta este gran detalle. Me teñí gris el cabello, ya que tengo muchas canas y la tendencia “gray hair” me venía demasiado cómoda, según mi ingenua idea (fue muy complicado lograrlo y mantenerlo). Cuando conseguí el tan buscado gris, noté inmediatamente que mi piel se veía más apagada, mas verdosa de lo que soy, y si no me maquillaba, me veía ojerosa y muy “demacrada”.

Claro, el problema ahí fue no considerar el tono de mi piel. Yo soy cálida de otoño, entonces un gris, un tono ultra frío, simplemente resaltaba lo peor de mi, no así los colores cálidos que hacen que me vea mas iluminada, un rostro más saludable, y sin maquillaje no me veo “zombie”.

Esto le pasa a mucha gente, que quiere lograr un cabello de cierto color sin considerar su propio tono de piel. Obviamente te puedes teñir como quieras, pero probablemente tendrás que recurrir a muchos trucos de maquillaje para tapar esos colores que te hacen ver apagada.

La rosa cromática es de gran ayuda, no todas debemos aspirar tener un rubio platinado, porque es muy frío y hay pieles que le vienen y a otras no. Y por otro lado, hay rubios dorados (con reflejos más cobres), que le vienen a otras. En Chile somos más otoñales, en general, y nuestros colores tienden más a los otoños, el problema es que todas quieren eliminar los reflejos rojizos, esos que nos vienen demasiado, buscando siempre el ceniza, pero sin saber nos estamos saboteando.

Por eso les dejamos una pequeña guía con los tonos ideales de coloración para cada tipo de piel.

Claramente puedes usar lo que quieras, eres libre, pero saber esto nunca está demás.

Invierno

Si tienes una belleza similar a la de Blanca Nieves, tienes el cabello oscuro, tez clara y ojos marrones o azules, te contamos que eres invierno, por lo que te recomendamos utilizar tonos en gamas frías intensas, como el rojo, azul marino, esmeralda o gris ceniza. 

Otoño

Si tienes tonalidades cálidas y tienes el cabello rubio, rojizo, marrón o el tan de moda balayage, piel morena o con tonalidades doradas y ojos marrones o colores miel ¡Eres otoño! Por lo que tus tonos a utilizar deben ser en la gama de los anaranjados, corales amarillos, dorados y marrones. 

Primavera

Si tus tonalidades son similares a las de Nicole Kidman o Kate Hudson, tienes melena rubia o rojiza, ojos en tonalidades verdes, pardos verdosos o azules y tu tez es blanca con pigmentación crema o dorada ¡Eres primavera! Por lo que te recomendamos utilizar colores suaves y cálidos como el salmón, beige, marfil y pistacho. 

Verano

Si tienes una belleza nórdica, tienes una tez muy blanca y tiendes a ponerte roja muy rápidamente bajo el sol, ojos azules o verdes y cabellera rubia platinada o en tonalidades grisáceas ¡Eres verano! Y los colores que potencian tus rasgos son los tonos fríos suaves, como el lila, gris perla, rosa palo o  celeste.

¡Ahora que ya sabes cómo potenciar tus rasgos te invitamos a ponerlos en práctica!

Facebook Comments

No hay comentarios aún

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado.