Derribando los mitos de la hipnosis

Cuando se habla de hipnosis, a muchas personas se les viene a la cabeza la imagen del cantante Zalo Reyes mascando una cebolla como si fuera una manzana, o de distintas personas realizando acciones ajenas a su voluntad.

El psicólogo e hipnoterapeuta de Hipnosalud (www.hipnosalud.cl), José Luis Rojas, explica que la hipnosis, a diferencia de lo que se ve en televisión, es una técnica terapéutica confiable y con un amplio respaldo científico. Con ella se puede tratar los más diversos problemas con tranquilidad.

​“Es importante que se sepa que durante un proceso de hipnosis siempre la persona está consciente de lo que ocurre a su alrededor, recordará todo lo sucedido y no es posible obligarla a hacer cosas que no quiera”, agrega el profesional.

Ahora sí (el audio está bien).Estuve en la consulta del sicólogo José Luis Rojas G. Hablando sobre la hipnosis, de qué se trata, nos explicó y rompió mitos referentes a esta técnica. Aquí nos cuenta todo.Http://hipnosalud.cl | http://hipnodieta.cl

Posted by GeekAndChic on sábado, 6 de mayo de 2017

Rojas indica que la hipnosis siempre es autohipnosis, por lo que si el terapeuta induce al trance en presencia o mediante un audio, el efecto es el mismo. “La habilidad de entrar en trance es del paciente y no del terapeuta, ya que la facilidad para entrar en este estado, depende de unos circuitos neuronales, que cada uno de nosotros tiene”.

La autohipnosis es una técnica muy efectiva para que cualquier persona termine con temores, supere pérdidas, venza malos hábitos o adicciones y también para que controle su peso. Además, el especialista destaca que a través de la autohipnosis las personas entran en un estado de trance, que es de profunda relajación consciente en directa comunicación con el inconsciente del paciente para tratar distintos trastornos a través de diversas técnicas de psicología.

¿En qué consiste la hipnosis?

José Luis Rojas señala que la hipnosis clínica en sí misma está basada en una modalidad vincular de relación bipersonal o multipersonal, y debe verse también como una forma de interrelación en la cual el terapeuta se comunica con el mundo de su paciente, a través de vivencias que provoca en él por medio de la palabra.

“En la actualidad existen mitos y malos entendidos sobre qué es la hipnosis y cómo funciona. Los shows televisivos han ayudado a infundir cierto temor y recelo ante la práctica de la hipnosis. Los estereotipos creados conducen a la gente a tener creencias falsas y mostrarse reticentes ante la terapia basada en la hipnosis”, afirma el psicólogo.

Dentro de los mitos más comunes de esta técnica se encuentra el miedo de si es posible manipular los deseos o actos de los pacientes. Frente a esto, Rojas aclara que
sin una voluntad real por parte del paciente para someterse al proceso de hipnosis, no puede existir hipnosis. “Es imposible inducir el estado de focalización atencional propio de la hipnosis si el paciente no colabora en el proceso. En cualquier caso, el terapeuta no tiene control alguno sobre la voluntad del sujeto. El paciente tiene en todo momento la capacidad atencional para tomar sus propias decisiones. En caso de que el terapeuta ‘ordene’ al paciente a realizar algo en contra de su voluntad, éste abandonaría el estado hipnótico”.

Otro de los mitos que existe en relación a la hipnosis es si la persona es capaz de recordar todo lo ocurrido en su vida, lo que es negado por el hipnoterapeuta. “Lo que ocurre es que, en algunas ocasiones, el paciente puede desarrollar relatos sobre momentos de su vida que no se ciñen a lo que realmente pasó”.

También existe el miedo a que esta técnica pudiera ser peligrosa o que pudiera dejar al paciente en un estado de trance permanente. Sin embargo, hasta ahora no se ha reportado ningún caso de alguien que sufriera daños físicos o psicológicos causados por una sesión. “Las personas que se someten al proceso de hipnosis pueden salir de este estado en el momento en que lo deseen. Cabe recordar que el estado de focalización atencional no es sinónimo de quedarse dormido. En consecuencia, es imposible despertar a alguien que no se encuentra dormido. Lo cierto es que durante el proceso y debido al restado de relajación que se alcanza, el sujeto podría quedarse dormido, pero este sería un estado absolutamente convencional y podría despertar por sus propios medios sin necesidad de ayuda del terapeuta”, puntualiza José Luis Rojas.

Más información en www.hipnosalud.cl

Facebook Comments

No hay comentarios aún

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado.

 

Somos geek y Chic a la vez ¡Supéralo!


SÍGUENOS