Carrie Fisher hoy eres con la fuerza. Siempre serás la princesa más fuerte

Hoy supimos la triste noticia que Carrie Fisher había muerto (1956-2016). Una noticia que pasó desapercibida para muchos pero que a otros nos dolió tanto tanto, como si se tratara de un amigo cercano.

Me sentí un poco ridícula cuando se me llenaron los ojos de lágrimas mientras iba en el metro y leía la noticia, porque llorar por una celebridad era tan incomprensible como aquellas que lloraron a Felipe Camiroaga (por lo menos eso pensaba), más aún si se trataba de una mujer que aparece en una peli tan ñoña.

Pero al final me di cuenta que somos muchas las que sentimos la pérdida de esta actriz, escritora, guerrera de la vida y de las adversidades, de aquella que superó las adicciones y que supo reírse de todos y de ella misma, esa que interpretó a la princesa más «abakanada» del cine.

Somos muchas las que amamos, respetamos y seguimos ese personaje icónico que trascenderá la historia del 7mo arte. Leia, una princesa que representó el poder femenino, sin miedo a enfrentarse al más temible emperador de la galaxia, que no le tenía miedo a ser revolucionaria y luchar por la libertad, luchar por ideales y amar.

Para mí como mujer, Leia es la encarnación de lo que somos por naturaleza, no la princesa que Disney ha establecido como ejemplo de mujer, débil y sin cojones para pelear, durante años, sino que esa que adoptó después para demostrar que las princesas pueden ser generalas, que pueden pelear batallas, que pueden cruzar el universo en busca de soluciones, que pueden luchar por sí mismas y pueden enfrentar el lado oscuro sin flaquear, que son capaces de escapar de la esclavitud y sometimiento, y no dudan de hacer lo correcto. Leia es la princesa que rompió con los estereotipos físicos, sociales y morales y cambio completamente la visión que teníamos del rol de la mujer.

Imposible no soltar las lágrimas donde sea que estuviéramos porque no murió una persona cualquiera, murió esa mujer que dentro y fuera del mundo de Star Wars, marcó nuestras vidas, porque fue una guerrera y sabemos que hoy es una con la fuerza.

Tengo mucha tristeza y sé que muchas se sienten igual, por eso quería compartir con ustedes este sentimiento y decirles que no son las únicas que sufrieron con la noticia, nos son las únicas que les sorprendió la muerte de Carrie Fisher porque creían que le había ganado a ese infarto que había sufrido unos días atrás, así como antes le había ganado a las drogas, depresión y desilusiones amorosas. No, no son las únicas que siguen con un nudo en la garganta, somos varias.

Te extrañaremos Carrie, princesa.

Facebook Comments
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.