Capacitar a los empleados para potenciar las empresas 

La capacitación es una tendencia que viene en pleno auge en los últimos tiempos, ya que tiene que ver directamente con las actualizaciones que la tecnología y el mundo empresarial tienen. Además, el marco de la pandemia adelantó muchos procesos.

Sin embargo, el formar a los empleados aún encuentra resistencia en algunos (bastantes) empleadores, dando datos como el sorprendente 80 por ciento de emprendedores que aún pensaban en los cursos para empresas como apenas “una posibilidad”.

El por qué de esto pudiera generar muchas otras preguntas:¿se seleccionan cursos no relevantes? ¿Son realmente útiles los cursos para la dinámica de la empresa y el crecimiento del personal? ¿Hay ventajas reales en asistir a ellos? ¿Falta cultura de formación?

Entonces hablemos de su definición:

¿Qué es la formación empresarial?

Las empresas van en constante evolución y deben irse adecuando al contexto que se le presente. La evolución de la tecnología, el desarrollo de los mercados, los marcos globales como en este caso la pandemia o la guerra, obligan a la constante actualización.

Para mejorar uno mismo (ante todo), para hacer crecer la empresa, pero también para ofrecer mejores y diferentes servicios, es necesario seguir las demandas del mercado y de los clientes.

Entonces se usa la formación no sólo para desarrollar las capacidades de determinados miembros del equipo sino también para mejorar la dinámica empresarial y fortalecer las relaciones entre los miembros. Sumado a esto, se podrán encontrar nuevos nichos de mercado y más.

Invertir en las personas significa considerarlas riqueza corporativa, el punto de inflexión para su negocio.

No siempre es una inversión sencilla, sobre todo si hablamos de pequeñas y medianas empresas, pero es uno de los factores de crecimiento que todo negocio busca.

¿Cómo mejoramos?, ¿cómo crecemos?, ¿como aumentamos nuestra  profesionalidad? Gracias a la capacitación.

¿Cuáles son los beneficios de la formación?

No estamos hablando sólo de aprender algo nuevo, sino sobre todo de:

  • Aumento de la productividad

Un trabajador bien formado, que además se sienta tomado en cuenta por la empresa, que se sienta de los mejores en su campo y que adquiere las herramientas necesarias para cada día hacer mejor su trabajo, será un trabajador productivo.

Si entonces, se aplica el mismo mecanismo a toda la empresa, el incremento será general.

  • Mayor competitividad

Al mejorar los procesos en cada trabajo, aumentar las capacidades de los empleados y se optimizan las relaciones con los clientes, se darán procesos de competitividad muy sanos dentro de un grupo.

Y ni hablar de la competitividad de la empresa ante otras gracias al trabajo bien realizado.

  • Optimización de la organización interna

El mejoramiento de las soft skills, de manejo de gestión de tiempo y la especialización en el propio rol, permiten mejorar todos los procesos del negocio, desde la captación de un cliente, pasando por la planificación de un proyecto, hasta la su presentación, haciéndolas más fluidas, ágiles y sectorizadas. 

De hecho, todos tendrán en mente el rol, la tarea y las acciones a realizar para llevar a cabo su trabajo de la manera más eficiente y pacífica.

  • Consecución de objetivos

Toda empresa bien constituida, con sus elementos en donde deben estar, afilados, prestos a solucionar todo lo que ocurre, capacitados y formados, va a andar bien. Un equipo que trabaja en armonía, teniendo en cuenta la dinámica, dará muchos éxitos.

  • Motivación de los empleados 

Como dijimos más arriba, un empleado que se sabe con conocimientos y además, que se sienta motivado por la empresa, se sentirá motivado a dar lo mejor de sí.

¿Qué formación elegir?

Resolución de problemas y espíritu de equipo.

Para poder elegir el mejor curso para empresas que necesitamos, debemos hacer una labor de investigación exhaustiva, donde estaremos en la necesidad de mediante algunos métodos estadísticos, promediar las necesidades de cada uno para así dar con cursos beneficiosos para todos.

También se darán casos donde estas formaciones deberán ser impartidas a una sóla persona dependiendo de las necesidades del individuo o de la empresa, pero es normal que hayan cursos de liderazgo generales y cursos de SEO para algún redactor, por ejemplo.

Para que el entrenamiento propuesto sea funcional, interesante y estimulante para la persona, debe haber planificación y comparación.

Es importante que el proceso de toma de decisiones se divida en dos caminos distintos, para que las personas se sientan estimuladas tanto desde el punto de vista profesional como personal:

1. El crecimiento profesional de la persona, que es aquel que le permitirá especializarse, desarrollarse o profesionalizarse dentro de la empresa para el rol cubierto.

2. El crecimiento de las habilidades transversales que incluye cursos, incluso en equipos, para mejorar las habilidades blandas, la colaboración, los procesos de trabajo, el uso del tiempo y mucho más. Estas habilidades se pueden desarrollar no solo con cursos presenciales, sino también a través de:

  • Gamificación: aprender jugando. De hecho, el juego mejora la capacidad de aprendizaje, actuando sobre el contexto en el que se opera y al mismo tiempo obteniendo una retroalimentación inmediata. Además, el juego actúa sobre los aspectos emocionales y de carácter.
  • Actividades al aire libre: cursos de supervivencia, excursiones, orientación, parques de aventura, son solo algunas de las actividades que un equipo puede organizar en conjunto. Ayudan a fortalecer el trabajo en equipo, pero también el liderazgo y la confianza.

¿Qué debe tener un plan de capacitación para empresas?

El plan de entrenamiento debe incluir lo siguiente: 

  • Una visión general del programa de formación.
  • Los objetivos del programa de formación. 
  • El plan de estudios para el programa de formación.
  • El cronograma del programa de entrenamiento. 
  • La logística del programa de formación.
  • Los costes del programa de formación.
  • Una vez que haya desarrollado nuestro plan de capacitación, deberemos implementarlo. Este puede ser un proceso desafiante, pero es importante asegurarse de que todos los empleados reciban el mismo nivel de capacitación. 

¡Hay tantos beneficios asociados con los cursos para empresas, la capacitación y el desarrollo de los empleados, tanto para los empleadores como para los empleados!, y es nuestro deber como líderes el brindar a los miembros de nuestro equipo la posibilidad de crecer y desarrollarse.

Facebook Comments
Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.