Mi cabello vivió la experiencia Moroccanoil

Muchos conocen el aceite de Argán de la marca Moroccanoil que llegó hace muchos años reestructurando la fibra del cabello muy dañado dejando un particular aroma.
Ese aroma no es el del Argán, ya que el aroma de este es súper fuerte, en cambio el aroma de los productos Moroccanoil combinan los aromas de ámbar y las flores dulces.

Hace unos años usé el aceite y una máscara de tratamiento para reparar que me encantó, pero mi afán de ir probando nuevos productos, me hizo olvidar lo rico que es pero me invitaron a vivir la experiencia Moroccanoil y me reencanté y lo mejor es que está comenzando a implementarse en salones para que todas puedan vivirla.

El poder del Moroccanoil

El Moroccanoil aprovecha el poder transformador del aceite de argán, rico en vitaminas, minerales y antioxidantes los cuales ayudan a hidratar y suavizar el cabello, rostro, cuerpo y uñas y debido a su alto contenido de antioxidantes, ácidos grasos esenciales y vitamina e, el aceite de argán ayuda a revitalizar naturalmente la piel, a incrementar la elasticidad del cabello, y a restaurar el brillo en el cabello opaco y sin vida. Es un poderoso antioxidante, protector uv, y neutralizador de radicales libres.

De qué se trata La Experiencia Moroccanoil

Se trata de entregarle a tu cabello lo que necesita según su condición. La idea es que vayan a los salones (Glam&Co tiene el servicio en Chile) y pidan el servicio de “Experiencia Moroccanoil”, donde evaluaran su cabello y de acuerdo a esto pasan al relajo.

Esto es como un spa para el cabello en la pelu, les lavan con el champú correspondiente, les aplican la mascarilla y si es necesario como en el caso de reparar, le añaden unas gotas del aceite para potenciar su nutrición.

Luego enjuagan y también si es necesario como en el caso de reparar, aplican el acondicionador (sí, acondicionador después de la mascarilla ya que necesita sellar el tratamiento. No sabía este tip y por eso a veces uno aplica la mascarilla y no siente que fue dramático el cambio, ahora sabemos por qué, hay que acondicionar).

Para finalizar realizan el brushing (peinado) y aplican aceite. El resultado es una cabellera fabulosa.

Hay 3 experiencias: Hidratar, reparar y suavizar.

Hidratación: está pensado para los cabellos muy muy secos.

Reparar: para cabellos dañados por coloraciones y decoloraciones.

Suavizar: Controla los cabellos crespos y rebeldes.

Mi experiencia Moroccanoil

Mi pelo está full decolorado y colorado, además de ser crespo (que por naturaleza es más seco), tengo caspa (controlada por tratamiento dermatológico pero vuelve cada cierto tiempo).  A pesar que lo cuido mucho y se mantiene muy bien porque me hago masajes todas las semanas, siempre necesitaré nutrirlo y repararlo.

¿Qué me hicieron?

REPARACIÓN.

En mi casco, con caspita grasa, aplicaron por 10 minutos un tratamiento mágico especialmente diseñado para tratar el cuero cabelludo Scalp Balance para cuero cabelludo graso, que combina el aceite de argán rico en antioxidantes con el aceite esencial de jengibre para corregir el desequilibrio y aliviar la inflamación del folículo piloso para equilibrar la producción de aceite. A medida de que los niveles de aceite sean regulados, las raíces se levantan para un cabello con más cuerpo y vida.

Lo sentí refrescante.

Me lavaron el cabello después con el champú reparador hidratante, luego aplicaron Mascara capilar reconstituyente con unas gotas del aceite de tratamiento morocannoil light (para que no sea tan pesado). Dejaron actuar por 15 minutos, enjuagaron y me aplicaron el acondicionador de reparación.

Con ese tip final quedé feliz, nunca se me hubiese ocurrido darle potencia a la mascarilla con el acondicionador. Se notó full el cambio.

Me peinaron, y aplicaron un producto nuevo que amé con la vida, el Blow Dry Concentrate, un aceite que acelera el tiempo de secado, a la vez que controla los cabellos rebeldes y el encrespamiento.
Este lo tengo ahora, y si antes me tomaba 30 minutos en secar el cabello, ahora demoro entre 15 y 20 minutos.

Resultado

Quedé feliz. De verdad fue un regaloneo rico, completo que te deja con el pelo tan lindo que uno termina sintiéndose bella.

Les juro por lo más sagrado que mínimo 5 personas desconocidas mencionaron “que lindo tu pelo, y que bello tu color, que se lució aún más con el peinado y todo.

Les recomiendo que vayan y se hagan un regalito porque se ve, se siente y dura un buen tiempo lindo.

Al final es verdad que es mejor gastar en buenas experiencias de vez en cuando.

En Chile el servicio se está implementando en las peluquerías Glam&Co pero imagino que muchas más se irán sumando porque ir a la pelu debe ser una experiencia y no solo un trámite.

Facebook Comments

No hay comentarios aún

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado.