Usar más de un zapato y con horma ancha: El calzado ideal para los abuelitos en los días fríos

Las épocas de frío afectan de manera directa a todas las personas, independiente de su edad, pero en el caso de las personas mayores se convierte en un verdadero factor de riesgo. Entonces, el hecho de cuidarlos bien es la única forma de eliminar la posibilidad de que contraigan enfermedades derivadas de las bajas temperaturas, y ¿cómo puedes hacer eso? Eligiendo el calzado ideal para estos días.

Es de suma importancia que las personas de la tercera edad estén bien abrigadas, dado que una exposición grande al frío puede provocar la aparición de resfriados.  Por lo tanto, el uso de ropa y calzado debe ser el adecuado, como prendas sueltas, calientes e impermeables para facilitar la circulación. 

“Los adultos mayores deben utilizar un calzado que esté forrado o con chiporro, inclusive las sandalias deben estar con este tipo de protección. Además, no es recomendable que los usen solos, estos deben ser acompañados por calcetines de bambú o algodón, porque tienden a tener una piel delgada y por ende la sensibilidad es mayor pudiendo hacerle daño el contacto directo con el zapato, independiente de su material”, explica Myriam Hernández, dueña de Mike’s (https://www.mikes.cl/tienda/) compañía dedicada al diseño, desarrollo y comercialización de calzado.

Algunos de los requisitos más relevantes a considerar a la hora de comprar un calzado es la seguridad y comodidad que le entreguen a la persona, tanto para evitar caídas como distintas lesiones en los dedos y en la planta del pie debido a una excesiva presión. Por lo tanto, algunas sugerencias son:

–       Es ideal que utilicen modelos de calzado con horma ancha, pero cuidando que se adapten bien al pie.

–       Otra de las cosas que se deben tener en cuenta es la variedad de zapatos, ya que lo recomendable es que por la noche se ventile el calzado para evitar cualquier tipo de hongos por la humedad. En caso de no ser posible no es recomendable utilizar el mismo al otro día.

–       El calzado debe estar bien sujeto al pie, ya que en invierno los charcos de aguas son bastante comunes y si llevan un zapato suelto pueden llegar a tener un accidente.

–       Los zapatos deben contar con una amortiguación adecuada para que sea cómodo caminar con ellos, es por esto que deben tener suelas de goma.

Si bien es cierto las temperaturas bajas se han demorado un poco en llegar, es recomendable ver este tipo de calzado con tiempo, y lo más importante de todo es que la persona se sienta cómoda y segura caminando con el zapato.

Facebook Comments
Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.