Tratando el retorno de un acné tardío

Hace 10 años viví un acné severo que me llevó a visitar 7 dermatólogos en busca de una solución. Los primeros médicos examinaron mi piel y me recetaron cremas bien costosas para tratar de sacar el estos granos quísticos.

Estas cremas funcionaban pero a la hora de que el pomo se acababa volvía todo otra vez.

Otros dermatólogos mandaba a hacer cremas preparadas y tampoco, solo eran soluciones transitorias que no terminaban con la raíz del problema, solo lo disminuían temporalmente.

Encontré solución

Finalmente llegue al dermatólogo Cristian Vera que atiende en la UC, el vio mi historial, vio que pase por muchos médicos de ahí (fui a todos los lados que podía), y fue el primero que me mandó a hacer mil exámenes para descartar cualquier desorden hormonal (que es una de las principales causas del acné severo y en mi caso tardío).

Al revisar mis exámenes vio que mi acné no era hormonal, probablemente era somático causado por estrés u otros factores emocionales que no comprendo (porque soy de esas que me veo calmada pero al final mi colapso se somatiza en caída del cabello, acné, canas y esas cosas, pero actúo súper relax por la vida así que de alguna forma debe salir).

Así que me hice más exámenes para ver si era candidata a un tratamiento con pastillas contra el acné, no todas las personas pueden tomarlas porque son muy muy muy fuertes y pueden dañar el hígado y mostrar alteraciones de depresión.

Salió todo bien, era candidata así que estuve en tratamiento un año y medio, esto hace casi 10 años atrás. El acné desapareció definitivamente pero hace un año reapareció.

Después de casi 10 años volvió el acné a mi vida

El tratamiento con pastillas fue súper fuerte y no quería volver a ese tratamiento, así que probé todas las cremas posibles para combatir este fantasma del pasado, pero nada funcionaba.

Me realice un láser maravilloso,Láser Spectra que tenia mi piel hermosa pero me seguían apareciendo estas espinillas quísticas.

Volví al médico y llevé todos mis exámenes listos porque la nutrisionista que está monitorizando el vegeteranimo que partí hace 11 meses me los había pedido.

No cabía duda, reapareció el acné severo tardío. 😞

Así que partí con las pastillas fuertísimas, pero esta vez si me dañaron el hígado.

Estas pastillas secan hasta el alma, así que los labios los tenía partidos, me aplicaba gotitas hidratantes en los ojos y mi piel pasó de ser mixta a seca seca.

La pastilla para el acné es el último recurso que puede darte un dermatólogo después de que ningún tratamiento menos invasivo funcione, pero actúa a nivel general, inhibe todas las glándulas sebáceas no solo las del rostro, pecho y espalda que es donde se localiza el problema, esto es global, por eso los dermatólogos evitan recetarla.

Pero mi hígado está mal así que aún tomando pastillas fui a un centro dermatológico para ver si  podían buscar algo que funcione como la pastilla pero solo en la zona afectada.

Y la solución fue el láser, que no es el mismo que aplicaron la primera vez.

Cuando llegué (Clínica Elements) el medico me pidió los exámenes y revisó mi piel exhaustivamente y recetó un láser especial que atacaría las manchas que he generado, las lesiones de acné que he acumulado y reducir la secreción de sebo que se encuentran excitadas.

El tratamiento tiene como objetivo lograr una reducción en la notoriedad de las zonas inflamatorias del acné y los vestigios como las cicatrices sobre la piel. Esto se realiza utilizando dos tipos de láser (Erbium: Yag y neodimio: Yag) ambos de Fotona, que destruyen por capas los tejidos cicatriciales hasta remodelar la piel con tejido nuevo.
Se requieren 3 a 5 sesiones separadas por 3 semanas según el paciente y el tipo de lesión.

Fui a la primera sesión y lo que más me llamó la atención fue que el mismo dermatólogo fue el que me aplicó el láser, en la mayoría de lugares es un asistente el que lo hace, pero aquí fue el médico mismo.

Y lo otro que me llamó la atención fue que el médico no aplico la misma frecuencia del láser en toda la cara, el iba por zonas aplicando el láser y cada vez que avanzaba por una zona, se detenía a examinar la piel y luego continuaba y cambiaba la frecuencia del láser según la zona que trataba y claro, no tengo acné en toda la cara, no tengo manchas en toda la cara ni tengo lesiones en toda la cara, es absurdo que estresen la piel con un tratamiento general si no toda la piel está igual.

El proceso

Pasaron los días y mi piel se secó horriblemente, el dermatólogo me recetó la crema Betametazona para usar las primeras 24 horas del día.

Luego una crema hidratante de cetaphill que no me compré porque tenía otra de Cerave que es muy suave e hidratante también y para después la crema protectora que contiene retinol.

 

Esta crema en particular me llamó la atención porque contiene retinol que es foto sensible e irritante, pero su fórmula especial hace que actúe bien como hidratante, desmanchador y a la vez protector solar:

  • Renovador cutáneo y despigmentante para usar como único producto o como complemento de otros tratamientos despigmentantes.
  • Tratamiento integral intensivo de pieles con manchas en pieles secas, normales, mixtas y grasas.
  • Cuidado integral intensivo de todo tipo de pieles con tendencia a la aparición de manchas.
  • Cuidado de día o noche en protocolos médicos despigmentantes.
  • Para evitar el cloasma o melasma típico de las embarazadas y eliminarlo tras dar a luz. Pueden usarlo madres lactantes.

Y en las noches usé la crema de Klairs Blue Midnight calming cream (facery.cl) que fue un bálsamo aliviador.

Mi piel se secó como la del pollo asado, se agrietó y nada parecía mejorarla, pero luego comenzó a desprenderse, despellejarse. Como una serpiente que cambia de piel y se reveló una piel renovada e iluminada, las manchas disminuyeron como en un 50% (no tengo tantas ni era tan pigmentadas, pero se veían), en la etapa “pollo asado” parecieron oscurecerse pero luego del cambio de piel, se atenuó mucho.

Debo volver por una nueva sesión porque me redujeron la dosis de las pastillas (antes tomaba 20mg. ahora estoy en 5mg) y porque son más sesiones las necesarias para borrar más cosas y eliminar espinillas.

Estoy en esto ahora y me siento mucho mejor, definitivamente esto, a pesar que sí es invasivo porque el láser es fuerte y duele (no terrible pero duele), la piel parece que muere pero a los tres días resucita iluminada, miren que coincidencias.

Dentro de poco debo volver a una nueva sesión de láser, esta vez será de otro tipo, según lo que el dermatólogo vea que necesito y esto me tienen contenta.

Espero contarles como me va en la próxima sesión pero le tengo fe.

Igual la idea es que esto sea algo definitivo y espero mostrarles como sigue mi piel después de pasado el tratamiento.

Igual debo recomendarles siempre, que si aparecen espinillas en su piel y estas no cesan de salir, vayan al dermatólogo porque lo más seguro es que sea un acné complicado y no unos simples brotes bacterianos que se pueden eliminar con una buena rutina de cuidado facial.

  • Usen una toalla especial para la cara, jamas usen la misma que usan para las manos o el cuerpo.
  • Y finalmente, laven sus manos antes de desmaquillar y aplicarse productos.

Quería compartir esto porque es un proceso largo el mejorar una enfermedad tan difícil pero no hay fecha que no se cumpla, así que sigan constantes también que siempre hay solución y en el proceso de buscarla es que aprendemos mucho.

 

Facebook Comments

No hay comentarios aún

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.