#Lollapalooza 2017, Chile: La fiesta de la música

Quienes estuvieron presentes los dos días de Lollapalooza coincidirán en decir que ha sido lo mejor de la fiesta músical de sus vidas (y quizás el próximo año digan lo mismo).

Y no puedo estar más de acuerdo porque quienes asisten van con un respeto por la diversidad de artistas y estilos, además de ir a ver a sus bandas favoritas. Poco hay de esa opinión de los “inasistentes” y snobs que consideran “poseras” a las personas que van. ¡Nada que ver! ese amor por la música genera un ambiente maravilloso. No todos aman con fervor todos los artistas que se presentan en la parrilla musical, pero sí aman a “LA” banda que los motivó a comprarse la entrada al Lolla. Eso no es ser posero, eso es disfrutar todo descubriendo artistas nuevos que se suman a la banda sonora de sus vidas y arder escuchando a esa banda que esperaron por muchos años.

Hablaré de los que pude ver, imposible escucharlos todos porque soy solo una persona, espero que sean los que vieron ustedes:

Silversun Pickups:

La banda californiana me tiene enganchada hace años y no podía estar más feliz de ver la primera presentación que hacen en el país. Todas las canciones fueron un éxtasis que nos recuerda a Smashing, musicalmente suenan increíble, tienen una conexión con el público envidiable, tanto así que Brian Aubert bajó del escenario para compartir con el público, el baterista tocó con la polera de la selección de fútbol chilena y al final se sacaron fotos con sus fans ¿qué más buena onda que eso? Nada de ser divos, suenan genial y se conectan con su gente de manera única. Amé cada canción que recorría su discografía.

The 1975

Alucinación total. Los ingleses nos enamoraron, nos hicieron encontrarnos con su música en vivo. Nos habían dejado con las ganas el año pasado, pero valió la pena la espera. Verlos en vivo fue uno de los puntos altos, para mi de este festival.

Muchas palabras no hay, más que decir que suenan increíble, el video que grabé se mueve un montón, pero verán que suena maravilloso.

Metallica

Meatllica dejó felices a sus fans, quienes estuvieron esperando horas en el VTR stage para tomar una buena ubicación. Yo intenté estar en el meollo del concierto pero la efervescencia que causó la aparición de la banda, creó un ambiente imposible para una mujer de metro sesenta, así que inmediatamente me alejé. El problema es que nunca lograba salir porque era casi todo el parque el que estaba escuchando a Metallica. Miles de personas repletaron el lugar y cantaron con furia cada una de las canciones.

Padres con sus hijos rockeaban como si fueran ellos los que generaban los acordes de la guitarra, algo que el James Hetfield, mismo dijo a La Tercera: “Ahora estamos todos más viejos y es maravilloso pasarle la música a nuestros hijos, ver tres generaciones en los shows. Aunque yo jamás habría ido a un concierto de Metallica con mi padre o madre“.

Gente extasiada con los clásicos y más aún, después de 2 horas de concierto, cuando explotaron los fuegos artificiales que sellaban la primera noche.

Lo único malo: Diplo llenó el lugar y mucha gente quedó fuera sin poder verlo.

Todo lo demás fue fiesta y unión por la música.


*Fotos y vídeos tomados con un iPhone 7 Plus

Facebook Comments

No hay comentarios aún

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado.

 

Somos geek y Chic a la vez ¡Supéralo!


SÍGUENOS