Geek&Hot: Denny Duquette (Jeffrey Dean Morgan)

Alarma de Bong para las seguidoras de Grey’s Anathomy. Vamos a hablar de Denny Duquette (Jeffrey Dean Morgan), un personaje que si bien no fue un estable en la serie, enamoró a taaaantas seguidoras, que la creadora de la serie, Shonda Rhimes, después de asesinarlo en un episodio digno de entrar a la lista de “Capítulos más tristes en la historia de las series EVER”, se vio obligada a traerlo de vuelta como fantasma en más de una oportunidad.

Es cierto que la anatomía de Grey tiene más personajes que Los Simpson, pero para las fans fans de la serie, Denny Duquette marcó un hito imposible de olvidar.
Me enganché con la serie por Denny. La empecé a ver con mi mamá en el canal Sony, solo porque encontramos guapo al chiquillo y porque su historia era más conmovedora y romántica que todas las películas de Julia Robert juntas ( júzguenos no más, asumimos con dignidad que suspiramos más que la gordita de Carrusel).

El enfermo del corazón atendido por Izzie, simplemente nos flechó. Personalmente, desde que sonrió, mostró todititos sus bellos dientes con ese brillo coquetón en sus ojos, caí rendida a sus pies. Efecto Florence Nightingale a la vena, al igual que Izzie, a medida que avanzaba la historia, yo era otra «doctora» enamorada y, si hubiese podido, le hubiese tejido mil y un chalecos.
A este enfermito, yo le hubiera dado algo más que cucharaditas de sopa de verduras, y es que este enfermo… era enfermo de coqueto y quién puede resistirse ante un hombre que sonríe con la mirada y clava sus ojos en los tuyos como si nadie más existiera en el universo… Y que además, dicho sea de paso, tiene un forro de aquellos y una espalda imposible de abrazar de lo grande, fornida y maravillosa que es. ¿¿¡¡¡Quién!!!!??? Yo no puedo.

Como todo personaje bello y maravilloso, Denny Duquette, nos deja inesperadamente, después de que su doctora enamorada le “roba” un trasplante de corazón a otro enfermo para salvarle la vida y él emocionado le pide matrimonio… Ella ha tirado su carrera por la borda, pero nada importa, lo tiene a él a su lado, la cirugía es una éxito, todos saltamos de felicidad, pero NO… Denny muere y todas las fanáticas del universo maldecimos al unísono a Shonda Rhimes por jugar con nuestros sentimientos.

Recuerdo perfecto ese capítulo, el final de la segunda temporada, el nudo en mi garganta era tan grande que apenas pude mirar la pantalla y mis ojos se llenaron de lágrimas. Lo que puede parecer normal dada la trágica secuencia que acabo de describir, pero no es así para mí, llorar es un evento extraño que sucede una o dos veces al año, producto de la acumulación excesiva de mini dramas o porque se alinearon los planetas y Mercurio justo entra a la casa de Júpiter, haciéndome un microsegundo más sensible. La muerte de Denny marcó un hito en mi vida, allí estaba yo, llorando por un personaje ficticio, ultra secundario, enfermo y que muere por una enfermedad al corazón, lo que era obvio ya que estaba más “pedido” que menú light en verano.

De verdad sufrí cuando murió «mi» Denny, aún cuando Duquette era «mayorcito» y no calzaba con el perfil de jovencito de la película que siempre me había gustado.

Maldita serie, me había dejado viuda. Y después no contenta con eso, para puro torturarme creo yo, empezó a darme pedacitos de Duquette, como cuando apareció en un capítulo ultra extraño donde Meredith luchaba entre la vida y la muerte, en una especie de limbo donde rondaban con asuntos no resueltos los que habían muerto en el Hospital. Y después en la 5ta temporada, cuando la Shonda Rhimes se pone un poquito esotérica y decide revivirlo como fantasma, para después sacarse el pillo con que la Izzie tenía un tumor y por eso veía fantasmas (yaaaaaaaa, si oye).

Mucha gente criticó este vuelco en la trama, que era bien mula si somos objetivos, pero que a mí me pareció fantástico, gracias a él pude recuperar a mi Denny y ver Grey’s Anathomy volvió a tener sentido. Varias amigas, verdaderas y leales fanáticas de la serie, trataron de hacerme entrar en razón haciéndome notar lo absurdo que era la aparición de este “fantasma”, pero pa´una viuda enamoráh como yo, nada de eso importaba. I Still love you Denny.

Ahora, la pregunta obvia, ¿qué tiene de Geek este Hot?, hartas cosas pues, empezando por el hecho de que estaba conectado a un gadget estilo «Iron Man» para sobrevivir y que el actor que lo interpreta, Jeffrey Dean Morgan, además de encarnar a mi difunto amado, también fue el encargado de dar vida al cruel Comediante (Edward Blake) en Watchmen.

Y al escocés romanticón William en P.S I Love You, película que no tiene nada de geek, pero que vamos a hacer como que es geek, solo para poder darnos el lujo de poner esta fotito de él tocando la guitarra…Awwwww al infinito y más allá!

Declaro a Denny Duquette/Jeffrey Dean Morgan el Geek&Hot de la semana ¡Disfrútenlo!

Facebook Comments
4 Comments
  1. SÍ, es el hermano perdido de Javier Bardem! (Aunque a mi me gusta más JDM)
    Y parece que fuimos pocas las que aguantamos la volá de Shonda con Denny como fantasma, era tan pésima, pero se agradecía volver a ver esa sonrisa y esos ojos coquetos, que parecen sonreír solitos 🙂
    Gracias por dedicarle la sección a un actor que es más bien NN, pero que para algunas sigue en la retina 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.