Aceites desmaquillantes: para todo tipo de piel, lejos la mejor opción

El primer paso en la rutina de cuidado facial es retirar fórmulas grasas como el maquillaje o el protector solar del rostro con un limpiador facial en base a aceite.

Este paso no requiere usar pétalos de algodón, toallas ni nada, solo con una medida en las manos es suficiente para disolver fórmulas pesadas y ser enjuagadas con agua tibia.

Este método oriental, popularizado por las coreanas, es la forma más gentil de retirar impurezas grasas sin tironear la piel ya que con suaves masajes vas removiendo todo.

Muchas pensaran que desmaquillarse con aceites es un sacrilegio, pues piensan que se obstruyen los poros, o que generarán más acné de la que pueden soportar, y la verdad es que no es así.

Los aceites limpiadores están diseñados para disolver otros aceites y ser solubles al agua, esto quiere decir que deshace los componentes oleosos que se pegan a la piel y se enjuaga con agua para retirar todo.

Los aceites desmaquillantes vienen de muchas formas y componentes que ayudan a regalonear la piel según su condición.

¿Para quiénes está recomendado el aceite desmaquillante?

Para todas.

Las fórmulas de estos productos estás creados para ser disueltos con agua como se los mencioné, la premisa es que el aceite es capaz de disolver otros aceites.
Esto quiere decir que un limpiador normal NO logrará retirar todas las fórmulas oleosas que nos aplicamos, como el protector solar.

Piensen en los platos después de comer, quedan aceitosos y si solo los enjuagan con agua, estos seguirán opacos y grasosos, lo mismo pasa en la piel, retirar el maquillaje con un desmaquillante sin aceite no funciona 100% por eso las fórmulas bifásicas (mitad aceite y líquidos) son tan efectivas, porque la mitad de aceite logra deshacer esa película y la remueve.

Entonces, independiente del tipo de piel que tengas, seca, grasa, mixta, sensible, si usas algún producto, ya sea protector solar, cremas emoliente o maquillaje, retirarlo con un desmaquillante en aceite será lo más fácil y rápido y no, no producirá más granos ni obstruirán poros porque fueron hechos para enjuagarse con agua y salir.

¿Por qué un aceite desmaquillante y no un algodón con desmaquillante tradicional?

Porque todo momento que tengamos debemos usarlo como un momento de regaloneo para nosotras mismas… y porque es menos brusco.

Hasta la persona más delicada termina siendo una brusca con su propia piel, he visto y me he visto restregando el algodón en la cara como si estuviera trapeando el piso, con furia, tironeando como si no hubiese más tiempo, y eso es lo que las orientales sabiamente nos corrigen y enseñan: si los 365 días del año tironeas la piel inevitablemente aprenderá a soltarse, porque todo tiene memoria y ante una programación diaria como el tironeo diario que le enseñas a tu piel tener, no hay mucho que hacer.

El algodón que venden en Chile no es orgánico ni de la mejor calidad y los desmaquillantes tradicionales no son capaces de diluir los aceites, así que usando este método solo logramos tironearnos la piel, porque no sale bien y hay que repasar mil veces.
Por esta misma razón no me gusta el famoso pañito desmaquillante, el Make up eraser o guante Glove, porque pueden sacar el maquillaje solo con agua tibia, pero junto con eso una cuantas pestañas y el tironeo es atroz.

El objetivo es sí es regalarse un masaje, aprovechar este momento para retirar todo suavemente y dando masajes, recordando a la piel que vuelva a su lugar. El aceite desmaquillante es ideal porque desde que te lo aplicas se esparce fácilmente, suave, saca todo y se usan solo las manos.

¿Cómo se aplica el aceite desmaquillante?

Muy fácil, aplicas una medida en las manos y masajeas en todo el rostro, hay algunos que sirven para los ojos también (ahí deben seguir las instrucciones que aparecen en los productos).

Con masajes suaves disuelves todas las impurezas acumuladas en el día, además del maquillaje y el protector solar, que es uno de los productos más difíciles de retirar.

Las japonesas recomiendan retirar el maquillaje de ojos con un algodón orgánico y desmaquillante especial porque les estresa la idea de revolver las fórmulas químicas de la máscara de pestañas o del delineador, con el resto de la cara.

Luego humedeces tus manos con agua templada y continuas masajeando. El aceite se transforma en una especie de leche limpiadora que barre todo y luego se enjuaga completamente.

¿Los aceites de cocina o de coco sirven?

Sirven pero son muy densos y estos si pueden obstruir los poros. Es preferible buscar aceites de niveles comedogénicos bajos, como el de coco fraccionado, karité, jojoba.
El de coco tradicional u oliva pueden obstruir poros y provocar acné.

Los aceites desmaquillantes que me gustan

He usado muchos, pero mis favoritos son:

Klairs – Gentle Black Deep Cleansig Oil

Está formulado con aceites naturales extraídos del frijol negro, que ayudan a controlar la producción de sebo y a proporcionar una piel suave. Contiene también aceite de sésamo negro con efectos antioxidantes y aceite de semilla de grosella, rica en minerales y vitaminas.

L’Occitane – Karite

El aceite de Karite es un poderoso antioxidante, contiene Vitamina E y ácidos grasos que ayudan a mantener la hidratación de la piel además de protegerla. Además promueve la producción de colágeno, lo que ayuda a que se mantenga sana la piel.

Kiehl’s – Midnight Recovery Botanical Cleansing Oil de Kiehl’s

Este desmaquillante tiene varios aceites botánicos, lo que puede ser un poco fuerte para pieles sensibles. Contiene aceite de onagro ayuda a reparar la función de la piel como barrera protectora e ilumina.


Aceite de lavanda, que calma y desinflama, y Escualano de la aceituna, que mantiene el equilibrio de la capa lipídica de la piel.

Shu Uemura – Skin Purifier Ultime8 Sublime Beauty Cleansing Oil

Este desmaquillante es ideal para pieles secas, ya que contiene extracto de 8 aceites emolientes y antioxidantes que nutren e iluminan la piel.

Hay fórmulas en bálsamo y sólidas también, la idea es que busques la que más te guste y con los ingredientes que favorezcan a tu propia piel, pero el consejo en general es comenzar a usar esta versión del desmaquillante ya que hay mucha ganancia: masaje rico y ahorro de algodón.

Vale decir que este es el primer paso de la rutina de cuidado facial, luego de desmaquillar viene el limpiador acuoso (jabón-gel limpiador).

 

Facebook Comments

No hay comentarios aún

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.