aamain

Análisis: “Age of Empires Online”

La emblemática serie estratégica Age of Empires regresa al mercado tras varios años de ausencia. ¿El resultado? Un notable juego online gratuito en el que dos civilizaciones clásicas, la griega y egipcia, medirán sus fuerzas mientras hacen prosperar su imperio.

Para muchos la desaparición de Ensemble Studios, creadores de la mítica serie estratégicaAge of Empires y responsables también del sobresaliente Halo Wars de Xbox 360, supuso un duro mazazo ante las perspectivas de ver desaparecer esta saga tan arraigada en el mundo de los compatibles, en pos del lanzamiento de otros títulos ajenos a la estrategia en tiempo real. Pero está claro que Microsoft no pretende desprenderse del enorme filón de oro que supone el nombre Age of Empires y por eso, en conjunción con Robot Entertainment y Gas Powered Games, nos ofrecen casi quince años después del título que dio origen a la serie una nueva entrega adaptada a las tendencias del mercado, esto es, una apuesta total por la estrategia en tiempo real pero totalmente enfocada al juego online y gratuita. ¿El resultado? Bastante bueno en lo jugable pero algo escueto en su parte social y de contenidos.

El juego puede ser disfrutado sin invertir ni un solo peso en él, pero esto nos impedirá contar
con todas las unidades y mejoras de las dos civilizaciones disponibles.

Los imperios clásicos renacen

Tras recibir con gran alegría los acordes del tema principal de la serie, Age of Empires Online nos propone escoger a la civilización que guiaremos durante la partida: la Grecia Clásica o los ejércitos del Antiguo Egipto. Por supuesto, aunque ambas civilizaciones se muestran muy similares a nivel de opciones y unidades de batalla, poseen ligeras diferencias que permiten que las batallas entre jugadores, la verdadera salsa del juego, ofrezcan resultados inesperados dependiendo de la habilidad y el manejo que se haga de las tropas. Así, aunque a primera vista los griegos parezcan más poderosos por sus unidades mejor formadas y equipadas, pronto descubriremos que los egipcios en buenas manos también son una amenaza constante, sobre todo por su facilidad para crear oleadas de tropas.

Pero sin duda el elemento más significativo de este Age of Empires lo encontramos, precisamente, en su faceta de mundo persistente que ha permitido a los desarrolladores conjugar, en un mismo título, lo mejor de la estrategia en tiempo real con una gran cantidad de elementos propios de los juegos de rol. Así, el título presenta dos partes claramente diferenciadas. Por un lado, nos encontramos con la Capital de nuestro imperio, centro neurálgico que marcará los progresos de nuestra civilización permitiéndonos desarrollar su tecnología a nuestro antojo con los puntos de habilidad que obtendremos tras superar los distintos objetivos que se nos plantean; a lo que debemos sumar las misiones propiamente dichas que mostrarán un desarrollo de la acción calcado al visto en las anteriores entregas de la serie.

El mapa del mundo nos permitirá acceder a las misiones que nos
encomienden nuestros ciudadanos o visitar otras capitales.

Esta capital, por tanto, recuerda enormemente a lo que cualquier aficionado a los juegos multijugador masivos en línea está acostumbrado a ver en el género, con un elenco de personajes que nos irán encomendando misiones de todo tipo con sus correspondientes recompensas –en forma de dinero, puntos de experiencia, puntos de imperio y objetos de toda clase-, un amplio árbol de habilidades en el que investigar las distintas mejoras y unidades a través de tres ramas diferentes –utilidad, economía y militar-, y la posibilidad de edificar una serie de estructuras que nos darán acceso a nuevas opciones de juego como las partidas competitivas o el apoyo de los consejeros, por poner algunos ejemplos.

Dependiendo de las decisiones que tomemos en el desarrollo de esta urbe las unidades ymejoras con las que contaremos en las misiones variará considerablemente, lo que significa que podemos centrarnos en aspectos puramente militares para contar con un ejército variado e impotente a costa de ser extremadamente lentos en la gestión de recursos –llegando al extremo de no tener la tecnología para crear torres defensivas, por ejemplo-, o al contrario, ser muy efectivos en la gestión de las ciudades pero muy poco potentes a nivel ofensivo. Además, no podemos olvidarnos tampoco de la posibilidad de equipar a nuestras tropas y estructuras con diversas mejoras que en situaciones de igualdad, es decir, dos unidades de un mismo tipo, por ejemplo, la nuestra salga victoriosa por contar con una mejor resistencia o un mayor poder ofensivo gracias al equipo con la que la hemos avituallado.

Existen siete escuelas de artesanía que nos van a permitir estudiar
todo tipo de objetos y mejoras para nuestra civilización.

Este último elemento, unido a la posibilidad de adquirir bienes de toda clase en el mercadode nuestra ciudad o en el de urbes vecinas, a las que podemos acceder a través del mapamundi –pueden ser controladas por la IA o de otros jugadores-, potencia elcomponente social del título al fomentar el mercadeo entre usuarios, que a su vez explorarán a conciencia cada escenario de batalla para dar con estos objetos tan preciados. Un aspecto que sin duda le sienta genial a la ya de por sí adictiva fórmula de juego de Age of Empires, que pese a los años sigue conservando todo el encanto del original.

Y es que las misiones que nos irán encomendando los habitantes de este mundo clásico nos harán disfrutar como niños recolectando recursos, construyendo campamentos y dando forma a poderosos ejércitos con los que aplastar a los contrarios. La mecánica de juego, como veis, no varía ni un ápice con respecto a lo visto en anteriores entregas de la franquicia, con la salvedad de la inclusión de varios tesoros “ocultos” protegidos por unidades especiales a las que tendremos que vencer previamente para recoger sus contenidos –objetos especiales o materias primas para la capital-. Lo interesante del asunto, aparte de la inclusión de variadas misiones que se combinan eficientemente con las tradicionales de combate, es que en esta ocasión se nos permite afrontar muchas de estas batallas junto a otro usuario.

Esta modalidad de juego cooperativo otorga a Age of Empires Online un enfoque jugable que nos ha encantado, sobre todo porque las partidas no solo se tornan mucho más amenas y divertidas, sino también estratégicas en el sentido de que se pueden crear movimientos de acción demoledores contra los enemigos, que pueden verse sorprendidos por auténticas apisonadoras. Además, existe la posibilidad de disputar misiones cooperativas de dificultad élite, que aparte de presentar unos desafíos considerables, nos recompensarán con mejores objetos para nuestra ciudad. Pero si exterminar a ejércitos controlados por la IA no nos parece suficiente, este título también cuenta con una modalidad de juego competitivo en el que se pueden librar batallas 2 vs 2 en la belicosa región de Esparta.

De momento, eso sí, el juego solo incluye dos civilizaciones, y esto es algo que a la larga puede hacer que estas partidas competitivas pierdan atractivo. Básicamente porque aunque hay diferencias entre facciones y según la configuración de cada usuario los ejércitos pueden actuar de una u otra forma –no esperéis tampoco una experiencia muy profunda-, al final se echan de menos más opciones al respecto. De momento, Robot Entertainment ya ha confirmado que próximamente llegarán los Persas y Celtas al juego, y todo parece indicar que los Romanos tampoco faltarán a la cita; pero hasta que ese día llegue, toca conformarse con lo que hay. Y si para colmo eres de los que ha optado por no soltar ni un euro, el resultado puede ser todavía peor.

Podremos adquirir distintos poderes especiales que podrán emplearse durante
las batallas para invocar unidades especiales o debilitar a los rivales, por ejemplo.

Mi reino por una microtransacción

Completamente gratuito para el que lo desee, pero algo limitado si optas por esta opción.Age of Empires Online brinda una gran cantidad de contenidos jugables para todos los usuarios, pero el hecho de no pagar, aunque sea para desbloquear la totalidad de todas las opciones de alguna de las dos civilizaciones disponibles, puede mermar considerablemente la experiencia de juego. Principalmente en lo referente a las partidas competitivas, puesto que el último tramo del árbol de habilidades estará restringido para todos aquellos usuarios que no hayan pagado por la civilización en cuestión, lo que en números supone invertir 20 euros por cada una de las disponibles.

También, si eres de los que no ha pagado tampoco podrás equipar a tus unidades y estructuras con los mejores objetos del juego, lo que de nuevo puede decantar claramente la balanza en las batallas competitivas, que tampoco puntúan si no eres usuario Premium. Igualmente, a veces se les recompensará con unidades especiales que no pueden ser usadas posteriormente por no estar dentro del paquete Free, del mismo modo que lospuntos de imperio no podrán ser canjeados en su respectiva tienda por la misma razón. Precisamente por eso, aunque sí es cierto que jugar a Age of Empires Online sin pagar ni un solo euro es posible y muy disfrutable, pese a todo, sí echamos en falta un mayor cuidado para este público que puede verse algo abrumado frente a jugadores Premium.

Las batallas navales no se olvidan en este título que
pronto ampliará sus civilizaciones con la llegada de los Persas y Celtas.

En la tienda del juego, situada en uno de los edificios de nuestra capital, encontramos también la posibilidad de comprar objetos decorativos para la capital o una nueva modalidad de juego, la Defensa de Creta, que ya denota el camino que seguirá este ambicioso título de Microsoft. ¿Acertado? El tiempo lo dirá, pero durante esta última semana, con el juego ya disponible para todos los usuarios, la cantidad de jugadores disponibles en el chat, comerciando, solicitando participar en batallas cooperativas y competitivas… parecen indicar que al menos el arranque del juego ha sido bastante bueno.

Lo que está claro es que Microsoft ha querido abrir las puertas a los usuarios menos dados a la estrategia en tiempo real para que den sus primeros pasos en el género con una propuesta amable e intuitiva, que no sencilla, en la que las opciones de personalización y el progresivo aumento de contenidos parece marcarán el camino a seguir. Tal vez por ello, el equipo de desarrollo haya apostado por una estética más colorista y caricaturesca para recrear el conflictivo mundo de Age of Empires.

El diseño de los personajes y unidades, las estilizadas formas de las edificaciones y las simpáticas animaciones que muestran los soldados le dan un toque muy divertido al juego que nos ha parecido bastante acertado, pese a que entendemos que habrá muchos usuarios que habrían preferido un estilo más realista.

El nivel de dificultad una vez se ha alcanzado el nivel 20 (de un total de 40)
se incrementa exponencialmente y supondrá todo un reto hasta para los veteranos.

Lógicamente, Robot Entertainment tampoco ha descuidado el rendimiento de este título, que funciona perfectamente en una amplia gama de equipos con su máximo nivel de detalle. Nadie debe esperar, por tanto, encontrarse con un portento gráfico porque tampoco era el objetivo. Queda claro que lo prioritario era garantizar que el mayor número de usuarios posible disfrutara del juego con una gran fluidez, y eso es precisamente lo que han logrado desde Microsoft. Algo que se refleja igualmente en lo que respecta a la conexión online, que se muestra muy estable sin haber sufrido, al menos por nuestra parte, ningún tipo de desconexión inesperada ni tampoco latencia que dificultara el disfrute de las partidas cooperativas y competitivas.

En cuanto a las melodías, éstas mantienen el espíritu de las clásicas, con temas muy moviditos y adaptados perfectamente a cada civilización que harán más a amenas si cabe nuestras andanzas por los campos de batalla.

___________________________________________________________________________

About Isidora

Diseñadora Gráfica, experta en dibujo vectorial, soy una gamer a tiempo completo, geek girl, me encantan las pelis Ñoñas! y las de leyendas.
Actualmente player de Team Fortress 2 plataforma Steam multiplayer online; mis dos clases son Soldier y Medic. Fan de NyanCat.
twitter: @Isisjure
tumblr: isis8bit

 

Comenta con tu Facebook

comentarios




Hay 1 comentario

Añadir más
  1. Robertos

    Wow es un poco intimidante ver que una chica haga un análisis de un juego de esta manera. Creo que deberían haber mas chicas como tu Isidora. Gran Análisis! :P
    Pd: no soy mina jajaja


Publicar un nuevo comentario




LARGA VIDA BREAKING BAD.

Volver